Cervezas Molino del Río

Historia

La cerveza de El Molino del Río nace gracias a la fiesta de Uppsala Nueva imagen(Suecia) donde Jan Hellmér al conocer el mundo de la cerveza artesana en la boda de su hija mayor, decide crear su propia línea de cervezas en su hospedería rural de Caravaca y poder disfrutar aún más si cabe de esta esplendorosa bebida, que es la cerveza.

Después de investigar, juntarse con maestros cerveceros y formarse para conseguir unas cervezas de calidad, Jan Hellmer logra sacar en el Molino allá por el 2010, 3 variedades de cerveza, una rubia, una strong Ale y una Brown ale. En diciembre de 2011 inspirado en el glögg (una especie de vino sueco dulce que se sirve en navidad), elabora una cerveza especiada y contundente en alcohol gracias a la enorme cantidad de maltas, que logra calmar el frío más intenso a los visitantes que llegan al Molino.

2Tras diferentes aprendices y gente que ayuda en la cervecería, ya que, aunque parezca un trabajo de ensueño, tiene muchas horas de trabajo y de sudor para obtener una cerveza bien conseguida.

En verano de 2011 realizan una receta 100% mediterránea con romero y miel de romero de un apicultor de la zona, que logra integrar a todo aquel viajante extranjero el típico sabor y olor de nuestros montes del sur-este Español.

Tras dos años de mucho trabajo y la triste despedida del Maestro cervecero Jan Hellmer y de sus ayudantes, en diciembre de 2014 empieza una nueva era en la cervecería.3

Tras una renovación completa de la maquinaria y parte de la fábrica, en julio de 2015 el equipo del Molino se adentran en otra odisea que aún no se sabe donde acabará…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *